Hoy después de mucho tiempo voy a retomar con una reflexión sobre el ejercicio de la mente. Si, pues muchas veces nos preocupamos demasiado por nuestro cuerpo, por fortalecer los músculos y nos olvidamos de que nuestro cerebro nunca descansa.

Al igual que corremos para fortalecer el corazón, debemos prestarle atención a nuestra cabeza, porque nuestro ritmo de vida hace que la mayoría de ocasiones no solo descuidemos nuestra alimentación o ejercicio, sino que olvidamos desconectar de ese ritmo de vida cuando llegamos a casa. Inclusive por las noches soñamos y seguimos pensando y pensando sin parar en otros asuntos que, a la larga perjudicará nuestra salud.

¿Que hay que hacer para lograr desconectar?

Puedes pensar que es muy fácil antes de comenzar o que es imposible una vez que has intentado hacerlo, pero ninguna de las dos cosas es cierta. En mi caso, me apunte a yoga (actividad maravillosa de la que escribiré mas tarde) y en esa clase al finalizar dejaban unos minutos para la meditación. Solo había que estar relajado y no pensar en nada, pero ¡que complicado cuando tratas de hacerlo! Y es que no conseguía que los minutos pasaran tratando de dejar la mente en blanco.

Al final, después de varias clases vas cogiendo la costumbre y ves que no es imposible, pero desde luego no es tan simple como la teoría nos indica. Lo que si puedes comprobar es lo beneficioso que resulta desde el primer momento, es mas, puede que hasta estés deseando ir a una nueva sesión para desconectarte de nuevo porque al final se ha convertido en el momento mas placentero del día, en el que no hay problemas, ni preocupaciones, ni miedos, ni enfados, etc.

En mi caso estoy tratando de probar en casa, para lo cual me he hecho con una música relajante un paquete de inciensos y algunos consejos sobre meditación que hay en la red.

Os animo a probarlo pues entre los muchos beneficios que se destacan de la practica regular de esta actividad están: la relajación, la concentración, desarrollo de la memoria y de la creatividad, autoconocimiento… Estoy deseando ser lo suficientemente disciplinada para saber todo lo que nuestra mente puede hacer y que desconocemos por completo.

Be Sociable, Share!